Cargando
Cultura

La censura en redes sociales, ¿son ellas los nuevos Ministerios de la Verdad?

Por Habemus

Publicado el 15 de Junio de 2021.

Desde hace varios años, en círculos académicos proliferan artículos científicos y numerosos testimonios que acusan a gigantes tecnológicos —como Google, Facebook y Twitter— de hacer uso de una política de contenidos que los asemeja a las antiguas oficinas de censura.

En su novela ‘1984’, Orson Wells escribió un pasaje inquietante sobre la relación entre la censura y la historia: “El Partido afirmaba que Oceanía jamás había estado aliada con Eurasia. Él, Winston Smith, sabía que Oceanía había estado aliada con Eurasia apenas cuatro años antes. (…) Y, si todos aceptaban la mentira impuesta por el Partido —si todos los archivos contaban la misma mentira—, la mentira pasaba a la historia y se convertía en verdad”.

Pero, hoy, ¿quién determina las fronteras de la libertad de expresión? Acaso, ¿son los partidos políticos en mando, los tribunales de justicia o las organizaciones internacionales?

Hoy, la respuesta difiere —radicalmente—de lo que aconteció en la ficticia Oceanía de Orson Wells.

Al respecto, Jeffrey Rosen —quien sirvió como Procurador General de los Estados Unidos de América— señaló lo siguiente, “Hoy, Facebook tiene un gran poder para determinar quién puede hablar, más que cualquier Corte Suprema de Justicia, rey o presidente.”
De hecho, en el artículo ‘La nueva censura de las redes sociales’, Rubén Vásquez citó el reciente caso de censura a Charlie Hebdo, cuando Instagram bloqueó las cuentas de dos de sus caricaturistas.

Pero ¿cuál fue la razón del titán tecnológico para aquella actuación?

En septiembre de 2020, precisamente, en la fecha en la que iniciaron los juicios contra los culpables del atentado contra Charlie Hebdo —perpetrado en 2015, en París—, algunas dibujantes del magazín divulgaron en sus redes sociales una imagen de una portada de la revista en la que apareció el profeta Mahoma. Poco después, Instagram bloqueó sus cuentas. A continuación, tras las innumerables críticas por parte de los internautas, la empresa tecnológica restableció sus redes sociales y respondió lo siguiente: “se trató de un error”.

Pero, hoy, ¿quién determina las fronteras de la libertad de expresión? Acaso, ¿son los partidos políticos en mando, los tribunales de justicia o las organizaciones internacionales?

Una respuesta frecuente en estos casos.

Hoy, en lo que va de 2021, las denuncias sobre censura en redes sociales se han multiplicado. De hecho, durante el reciente conflicto entre Israel y Palestina, la ONG Global Voices reportó numerosas restricciones, entre ellas, a la periodista Mariam Barghouti —a quién, Twitter e Instagram restringieron sus cuentas temporalmente—.

A raíz de estos hechos, con el hashtag #SavePalestinianVoices —o, salven las voces de los palestinos—, la SMEX solicitó a Google, Twitter, Facebook e Instagram no silenciar el contenido creado por palestinos.


También, lea el artículo: “Callar y Fingir”, una inmersión en la censura en Colombia


Pero, esta espinosa situación no es nueva. En 2016, Gizmodo —un weblog especializado en tecnología— presentó un artículo basado en declaraciones de ex empleados de Facebook, en el que afirmaron que, ellos editaban el contenido de noticias de la columna «Tendencias» de esta red social y eliminaban de forma rutinaria las noticias referentes a políticos conservadores como Ron Paul y Mitt Romney.

Tras el escándalo, pocas semanas después, Facebook despidió a los veintiséis editores y los sustituyó por un algoritmo automático.

La cuestión es preocupante, pues, pone en duda los supuestos principios de neutralidad política de los gigantes tecnológicos.

De hecho, los gráficos de Google Trends confirmaron la preocupación de los usuarios sobre la censura en internet. Por ejemplo, la palabra “censorship” llegó a su punto más alto —a nivel mundial— en los primeros días de enero de 2021, en fechas que coincidieron con los días posteriores al asalto al Capitolio de Estados Unidos.

Además, recientemente, en Colombia, en el marco del Paro Nacional 2021, en Google Trends, el término “censura” marcó su punto más elevado en cinco años entre el 23 al 26 de mayo de 2021.

Aunque, en su artículo, ‘El nuevo mundo de la censura en redes sociales’, Marjorie Heins expresó que, “las redes sociales pueden desempeñar un rol positivo en la comunicación humana”, la autora condicionó este efecto a lo siguiente, “sólo si reducen al mínimo las políticas de censura y si se fomenta un acceso abierto a la información”.

No obstante, las restricciones recientes en la web nos cuestionan sobre lo siguiente, ¿hoy, las políticas de contenido de las redes sociales están en pro de la democracia? ¿En realidad, la tecnología nos está ayudando para un intercambio racional de ideas?

¿Te gustaría saber más sobre la censura en internet? La Redacción Habemus te recomienda las siguientes lecturas:

Nunez, M. (2016). Former Facebook Workers: We Routinely Suppressed Conservative News. Recuperado de https://gizmodo.com/former-facebook-workers-we-routinely-suppressed-conser-1775461006

Lauritzen, A. &. Stjernfelt, F. (2020). Your Post has been Removed. Editorial Springer Open. Recuperado de https://link.springer.com/chapter/10.1007%2F978-3-030-25968-6_12