Cargando
Medio Ambiente

El aguacate: ¿una buena alternativa ante la crisis del café?

Por Habemus

Hace poco, en un recorrido por el norte de Caldas, recibimos una amarga sorpresa. En las cercanías de Neira, en la vereda Pueblo Rico, nos causó extrañeza ver que en las montañas, que antes estaban tapizadas por cultivos de café, se levantan ahora extensos plantíos de aguacate hass.

Pero, ¿cuáles son las razones para que, en el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia (PCCC), el café esté siendo sustituido por el aguacate?

La génesis de este acelerado cambio en la vocación en el uso de la tierra, se debe a la penosa crisis que viven, desde hace un par de décadas, los pequeños productores de café. Una difícil coyuntura económica que se resume en las siguientes palabras: aunque crece la demanda de café, los productores viven un viacrucis pues sus cultivos no son rentables.

Según César Velandia Silva y colaboradores, autores del libro Paisaje Cultural Cafetero de Colombia: excepcional fusión entre naturaleza, cultura y trabajo colectivo —publicado en 2016 por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia—, los principales riesgos para la conservación del PCCC son: la disminución de la rentabilidad de la caficultura, el bajo relevo generacional y el cambio de vocación en el uso de la tierra.

Recordemos que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) inscribió el PCCC en la Lista del Patrimonio Mundial, declarándolo Valor Universal Excepcional. Hoy, a raíz de la expansión de las siembras de aguacate hass, que sustituyen el café como cultivo tradicional y emblemático, la declaratoria de la UNESCO está en el limbo y peligra. Pero, la pérdida de autenticidad es solo una arista del problema.

En su artículo “Erosión potencial por la reconversión productiva en subcuenca Llay-Llay, Chile. Aplicación de unidades de respuesta a la erosión” —publicado en 2014 en la revista Ciencia y Tecnología—, los investigadores Jorge Luis Muñoz Marcillo y colaboradores afirmaron que, en la cuenca del río Aconcagua, en Chile, el cultivo intensivo de aguacate hass ha provocado un aumento de la erosión y una pérdida de la vegetación natural.

Hoy, en Quindío, el cultivo de aguacate hass en Salento, Calarcá, Pijao y Buenavista ha generado no pocas polémicas ambientales.

En efecto, en el artículo “Cultivos de aguacate siguen generando polémicas en el Quindío” —publicado el 8 de enero de 2019 en el diario El Tiempo—, reseñan que el biólogo Luis Carlos Serna cuestiona la siembra masiva de este fruto, por ser causante de la degradación de suelos, la contaminación de acueductos con agroquímicos y la pérdida de biodiversidad.

El biólogo Luis Carlos Serna cuestiona la siembra masiva de este fruto, por ser causante de la degradación de suelos, la contaminación de acueductos con agroquímicos y la pérdida de biodiversidad.

Fragmento extraído del artículo “Cultivos de aguacate siguen generando polémicas en el Quindío”, publicado en El Tiempo.

Por otra parte, en el documental “El aguacate – El lado oscuro del superalimento” —producido por la DW y divulgado en mayo de 2018 por YouTube—, Matthias Ebert documentó la crisis de agua en Petorca, en Chile. Allí, protesta la comunidad pues, pese a la rentabilidad económica que trae la siembra intensiva de aguacate, el caudaloso río cercano disminuyó notablemente sus aguas y término en un basural.

Tras un largo padecimiento, causado por la crisis del café, en la mente de un sinnúmero de caficultores ronda la idea de sustituir sus cultivos. Pero, en Colombia, ¿el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ha creado planes de manejo para evitar que, tras el cultivo extensivo de aguacate, suframos una situación análoga a la de Petorca, en Chile? Además, ¿el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural está trabajando con los productores para la salvaguarda del Paisaje Cultural Cafetero?

Recientemente, la Redacción HABEMUS registró en un recorrido fotográfico por Caldas, las imágenes que, desde el aire, dan cuenta de la expansión del aguacate hass por los rincones de este montañoso departamento.

Según ProColombia, las exportaciones colombianas de aguacate crecieron un 37,6% durante el primer semestre de 2019 en comparación con el mismo periodo de 2018. Pero, ¿vale la pena apostar por el cultivo de aguacate hass, aun cuando, en el largo plazo la siembra del fruto podría causar graves problemas medioambientales?
Esta fotografía fue registrada en las cercanías de Neira, en la vereda Pueblo Rico, en una zona que hace un lustro tenía una vocación cafetera.