Cargando
Medio Ambiente

La Gran Aceleración, explicada

Por Redacción Habemus

Publicado el 20 de agosto de 2019.

En 2016, Max Roser —economista de la Universidad de Oxford— propuso un escenario hipotético: si las noticias llegaran cada 50 años, ¿cuál habría sido el titular de 2018?, ¿el fin de la Guerra Fría?, ¿el surgimiento del neoliberalismo?

Y esas no fueron las noticias más relevantes de 2018. Según Owen Gaffney —director de estrategia y medios internacionales en el Centro de Resiliencia de Estocolmo—, el fenómeno más relevante de las últimas décadas recibe poca atención mediática. En el Informe Planeta Vivo 2018: Apuntando más alto, publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Gaffney citó la “Gran Aceleración” como la noticia de los últimos 50 años. Pero, ¿qué es? Es un raro evento, que es consecuencia del crecimiento vertiginoso de la población mundial y la creciente industrialización, y que ha provocado un aumento exponencial de la demanda de energía, tierra y agua.

En 2016, Max Roser —economista de la Universidad de Oxford— propuso un escenario hipotético: si las noticias llegaran cada 50 años, ¿cuál habría sido el titular de 2018?, ¿el fin de la Guerra Fría?, ¿el surgimiento del neoliberalismo?

Will Steffen y colaboradores, en su artículo “The Trajectory of Anthropocene: The Great Acceleration” publicado por la PNAS*, ilustraron el impacto del desarrollo socioeconómico sobre los sistemas que soportan la vida en la Tierra. En el artículo, los autores señalaron  que a partir de 1950 hubo un aumento desmesurado del impacto de las actividades humanas sobre la biosfera, lo que se ha reflejado en un aumento del CO2, la acidificación de los océanos, la pérdida de bosques tropicales y la captura de peces marinos.

La explosión demográfica humana y el crecimiento económico han impulsado cambios planetarios sin precedentes. En palabras de Steffen y colaboradores, el acaecimiento de la “Gran Aceleración” en los últimos 50 años representa “la transformación más rápida de la relación humana con el mundo natural”.

Quizá, una de las publicaciones más reveladoras respecto a la “Gran Aceleración” es “Our World in Data”. Entre otros temas, este proyecto online presentó una serie de visualizaciones interactivas que explican el impacto de las actividades humanas sobre el planeta Tierra. Entre el conjunto de gráficos que publicó “Our World in Data”, uno de los más controversiales es el referente a las emisiones de CO2.

En diciembre de 2018, Hannah Ritchie, en su artículo “Who emits more than their share of CO emissions?” —publicado por “Our World in Data”—, formuló esta pregunta: ¿Cuáles países emiten más CO2 que su porcentaje de participación en la población mundial?

Según “Our World in Data” , el interrogante en sí mismo lleva implícito el siguiente principio: la participación de un país en la población mundial debería ser cercano a su emisión de CO2. Por ejemplo, si la India representa el 18% de la población mundial, su producción de CO2 debería corresponder al 16% o al 18% de las emisiones planetarias. Sin embargo, rara vez este principio de equidad es respetado. Un ejemplo escandaloso de lo anterior es Estados Unidos. Aunque el país norteamericano tiene un 4,36% de la población mundial, en 2015 produjo el 15,6% de las emisiones de CO2.

En el caso de Colombia, la relación entre el porcentaje de participación en la población mundial y sus emisiones de CO2 es equitativo, según los datos presentados en “Our World in Data” . Sin embargo, el país es altamente vulnerable ante el cambio climático.

Una vez más, en el Informe Planeta Vivo 2018: Apuntando más alto, el WWF advirtió sobre las consecuencias de la “Gran Aceleración”: “nuestro impacto ha alcanzado una escala en la que interfiere profundamente con la atmósfera, las capas de hielo, los bosques, la tierra y la biodiversidad”.

En el caso de Colombia, la relación entre el porcentaje de participación en la población mundial y sus emisiones de CO2 es equitativo, según los datos presentados en “Our World in Data” . Sin embargo, el país es altamente vulnerable ante el cambio climático.

Hace algunos años, el Centro de Resiliencia de Estocolmo identificó nueve límites para evitar una crisis ecosocial planetaria. Sin embargo, hoy, escépticos, muchos se preguntan: ¿Podrá la humanidad lograr un crecimiento económico sin amenazar la estabilidad del planeta Tierra?

¿Podrá la humanidad lograr un crecimiento económico sin amenazar la estabilidad del planeta Tierra?

* Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.