Cargando
Educación

En Colombia, el sector de la alimentación saludable también debería ser beneficiado por las políticas económicas

Por Redacción Habemus

Una conversación con Eduardo Peña Garzón, coordinador de campañas en Latinoamérica de la organización Animal Defenders International

Publicado el 11 de Octubre de 2019.

Desde hace unos meses llegaron a Colombia alimentos veganos producidos por Beyond Meat, empresa estadounidense que elabora una mezcla de guisantes que imita la carne o, por lo menos, la de algunos productos como la hamburguesa que, por su calidad, ha recibido excelentes comentarios por parte de expertos gastronómicos.

La importación de estos productos sustitutivos de la carne, que ahora compiten con los producidos por nuestras empresas nacionales, nos generó inquietudes sobre los obstáculos que, en materia legal y tributaria, tienen los empresarios del sector de la alimentación saludable en Colombia.

Para profundizar sobre esta cuestión, la Redacción de HABEMUS conversó con Eduardo Peña Garzón, coordinador de campañas en Latinoamérica de la organización inglesa Animal Defenders International (ADI). Además, Peña fue uno de los creadores del Observatorio Animalista, una institución que fue fruto de la alianza de ADI con el Instituto de Bioética de la Universidad Javeriana y la firma jurídica para la defensa de los animales Abogato.

HABEMUS:

En el artículo de la Revista Dinero, “Con sabor verde: mercado vegano y vegetariano en Colombia” —publicado en febrero de 2019—, se reseña que Guillermo Gómez París —presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodres)— afirma que, en nuestro país, la oferta vegana ha crecido más por “la demanda de los turistas que por necesidad de la población local”. Como miembro de Animal Defenders International, ¿qué piensa sobre esa afirmación?

Eduardo Peña Garzón (EPG):

Primero me gustaría conocer el estudio técnico que respalda esa afirmación. Si hacemos un recorrido en los restaurantes a la hora del almuerzo, fácticamente, podemos evidenciar que en restaurantes veganos y vegetarianos la masiva asistencia es de locales. Desde luego, la influencia extranjera ha servido para ampliar la oferta gastronómica y no se puede desconocer que en hoteles y lugares turísticos han tenido que ampliar su menú para ofrecer productos aptos para veganos, pero esto no quiere decir que no exista un mercado nacional. Es simple, puedo hacer una comparación desde mi experiencia: hace 15 años era difícil encontrar restaurantes de calidad y con un menú diverso. La mayoría se enfocaban solo en lo sano y no en el sabor. Ahora, solo en Bogotá, existen más de 141 establecimientos entre restaurantes veganos, vegetarianos, tiendas y domicilios, todos de calidad, sin contar que en la mayoría de restaurantes omnívoros ofrecen opciones sin proteína animal.

HABEMUS:

En Colombia, en materia legal, comercial y tributaria, ¿cuáles son las barreras que tienen los empresarios del sector de la alimentación saludable, en especial la vegetariana?

EPG:

La carne no tiene IVA, en cambio, los cereales, las harinas y otros insumos tienen un IVA del 5%. Los embutidos cárnicos tienen el 5% mientras los embutidos sin proteína animal tienen el 19%. Claramente es injusto para los empresarios que dejan una baja huella de carbono . Los productores de alimentos que no son de origen animal están asumiendo los altos costos para poder ser competitivos en el mercado. Considero, son unos héroes anónimos.

HABEMUS:

En su artículo científico Effectiveness of Subsidies in Promoting Healthy Food Purchases and Consumption: A Review of Field Experiments —publicado en julio de 2013 en la revista Public Health Nutrition—, An Ruopeng califica los altos precios como una “barrera formidable para muchas personas, especialmente aquellas de bajo nivel socioeconómico, para adoptar una dieta más saludable”. Pero, ¿en América Latina, el precio es la única barrera para que la población consuma alimentos saludables?

EPG:

Comunidades indígenas de la isla Amantaní, en el lago Titicaca, me comentaron, que, desde antaño, la quinua es la base de su alimentación. Básicamente, tienen una dieta vegetariana. Por ejemplo, para los Nahuas, en México, su dieta se concentraba principalmente en verduras, leguminosas y frutas. Esto sirve de ejemplo para cualquier hogar latinoamericano. Las verduras y granos cuestan menos que la carne, las alternativas en restaurantes son variadas en costo y calidad, además, ahora es común encontrar suplementos o alternativas especiales. Pero, el reto quizás más complejo de superar es la cultura popular del ACPM, arroz, carne, papa y maduro, una dieta básica que estanca la búsqueda y creación de alternativas al alcance de todos. Colombia tiene una gran diversidad de producción agrícola, razón suficiente para disfrutarla y tener una correcta seguridad alimentaria.

HABEMUS:

Hace poco, en agosto de 2019, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU advirtió que, para menguar las emisiones de gases de efecto invernadero, es imperativa la reducción en el consumo de carne. En ese sentido, ¿usted cree que, en Colombia, los incentivos tributarios son suficientes para los empresarios que apuestan por la promoción de la alimentación vegetariana?

EPG:

No existen incentivos. Productores, comerciantes, restaurantes y emprendimientos tienen que luchar con los costos de los suministros, aranceles, trámites complejos para la importación/exportación y el registro sanitario de sus productos, junto a otros bloqueos que afectan el crecimiento económico de este sector productivo, que paga impuestos, ofrece empleo y dinamiza la economía. Es necesario plantear que, si los ganaderos reciben subsidios, los productores que no viven de la explotación animal también deberían ser beneficiados por las políticas económicas. Sin ir más lejos, en Colombia la Ley de Financiamiento Ley 1943 de 2018 no contempló apoyar al sector de la alimentación sana, a pesar de las peticiones de algunos congresistas, como el representante a la cámara Juan Carlos Losada Vargas.

HABEMUS:

Finalmente, ¿en Colombia, cuáles son los empresarios o los emprendimientos en el sector de la alimentación saludable, en particular, la vegana y la vegetariana, que por su compromiso por el cuidado del medio ambiente habría que destacar?

EPG:

Recomiendo a Vegano Market, la primera tienda en línea en Colombia en ofrecer productos 100% veganos, también tiene tienda física. Y, sobre todo, destaco la iniciativa en redes sociales Vogotá Mapa Veg, donde se encuentran todos los restaurantes, tiendas y emprendimientos.