Cargando
Opinion

¿El mundo arde?

Por Habemus

Publicado el 06 de Noviembre de 2019.

En los últimos días, en las redes sociales han pululado, una vez más, impactantes imágenes de un incendio forestal voraz. En este caso, en California. Hasta el momento, en este Estado norteamericano, el fuego ha devorado casi 10.000 hectáreas en el norte de Los Ángeles.

Al respecto, en un artículo de The New York Times, “California weather adds to fire menace” —publicado el 3 de noviembre de 2019—, el reportero Nicholas Bogel-Burroughs señaló el descontentó de los lugareños con las empresas energéticas y su responsabilidad en los devastadores incendios forestales.

Así, una vez más, el fuego en California es un ejemplo de cómo las desmesuradas ambiciones corporativas desatan las fuerzas destructivas de la naturaleza.

Pero, los incendios en California son solo una minúscula muestra de un problema fatal que afecta el medio ambiente.

El enorme impacto dejado por el fuego se puede en esta foto satelital captada por la NASA a las 19:01 horas (hora GMT) del día 3 de noviembre.

En Brasil, en agosto de 2019, una monstruosa conflagración consumió zonas deshabitadas de la Amazonía brasileña, en especial, en los estados de Acre y Rondônia. A mediados de septiembre, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE) informó que 2,5 millones de hectáreas de bosque tropical habían sido consumidas por el catastrófico incendio.

Por otra parte, a finales de agosto del presente año, en Instagram, Vox publicó un impactante post en el que resumió, con fotografías, algunos de los incendios forestales registrados en 2019. Entre ellos, los ocurridos en España, Grecia, Indonesia, Turquía y Rusia.

En el presente año, el fuego también devastó locaciones inusuales que gozan de poca atención en las redes sociales: los bosques árticos. En Siberia, 5,4 millones de hectáreas fueron consumidas por el fuego.

En su artículo “Siberia, Indonesia, la Amazonía: un mundo en llamas” —publicado el 30 de agosto de 2019 en The New York Times—, la reportera Kendra Pierre-Louis afirmó: “Puesto que los incendios están surgiendo en lugares donde antes eran inusuales, según advierten algunos investigadores, estos amenazan con contribuir a un círculo vicioso en el que los incendios forestales posiblemente aceleren el cambio climático al añadir a la atmósfera importantes cantidades de dióxido de carbono, un potente gas de efecto invernadero”.

Así, hoy, la humanidad está a merced de una de las fuerzas naturales más primarias: el fuego. En el presente, los catastróficos incendios dejan al desnudo las fallidas políticas públicas, la inadecuada planificación del suelo y, en algunos casos, la negligencia de los gobiernos y las megacorporaciones.